EL Rincón de Yanka: PENTECOSTÉS, POESÍA DE DIOS

inicio








domingo, 27 de mayo de 2012

PENTECOSTÉS, POESÍA DE DIOS



POEMAS DE PENTECOSTÉS


















QUIEN LLAMA A TU PUERTA ES EL ESPÍRITU

Nadie puede ver al viento
pero su abrazo nos envuelve.
Nadie puede modelar al fuego,
pero su luz y calor nos inunda.
El adiós del Amigo
nos sumerge en su presencia más intensa.
Se fue pero no nos dejó solos,
se marchó
pero ahora habita en lo más íntimo.
¿No lo ves?
Es el Espíritu quien despierta tus sueños
destejiendo la maraña de miedo
que forjaste entre tus sombras.
La esperanza sobreviene
y a pesar de los pesares
tras la batalla
perdida
perdura la victoria más hermosa;
aquella que levanta nuestras almas
y acuna nuestra sonrisa
en las entrañas de Dios.
¿No lo sientes?
Es el Espíritu que llama a tu puerta.

Pascual Saorín Camacho
http://misionenjapon.wordpress.com/2011/06/09/poema-de-pentecostes/


******************************




PENTECOSTÉS


 
¡Espíritu Santo de Dios!
Huésped invisible
Que estas a la puerta llamando.
Siembra en mi corazón,
El amor de tu nombre
Ven en persona,
Vela sobre mí.


Dirige mis pasos
Por el camino de la vida.
Dirige mis pasos,
Hasta que more en tu vida.


Que sienta la abundancia de tu gracia,
Las caricias de tu amor.
Tu paz y reconciliación
Tu vida y resurrección.


Gracias Padre por mi cuerpo
Gracias Padre, por mi alma
Gracias por tu Espíritu
Principio y fuente de mi espíritu de vida.


Quiero amarte mi Dios,
Perfectamente mi Bien.
Quiero hundirme, Señor
En la profundidad insondable
De tu misterio de amor.


Que mi alma penetre profundamente,
En tus misterios de amor salvador:
La inhabitación Trinitaria,
El misterio Redentor.
Mi incorporación a Cristo,
Toda tu Vida, Señor.
 
 
Espíritu Santo de Dios,
Que no estas encima,
Ni fuera ni abajo;
Sino en lo más profundo de mi corazón.


Espíritu Santo de Dios,
Cautivo en mi corazón.
Fuego encendido en mi interior,
Que me transformas, poco a poco.


Me acrisolas con tu fuego,
Purificándome en tu Amor.
Fuego, dulce y sabroso,
Que me embriagas en tu Gozo.


Fuego, que ardes sin quemar.
Fuente inagotable de Santidad.
Fuego que me haces amar,
Con sabor de eternidad.



Llena mi alma
Penetra, todo mi ser;
Conforma mi espíritu con tu Espíritu,
Mi pequeñez, con tu grandeza.


Gracias Espíritu de Dios,
Por mostrarme tus encantos;
Por descubrirme tu riqueza,
Las maravillas de tu Grandeza.


Conocer tu infinitud,
El misterio de tu Ser Divino.
Don preciado que Tú, Señor,
Haces de Ti mismo.


Nuestra co-existencia gloriosa,
En progresiva penetración.
Enriquecimiento incesante,
De tu Divina comunicación.


Dios es infinito,
Todo Sabiduría, todo Amor;
Todo Bondad, todo Perfección.
Dios, es el Cielo,
El Cielo,
La visión gloriosa
De la Esencia de Dios.


Bendita sea tu esencia,
Que penetra hasta lo más profundo de mí ser.
Casi no lo puedo creer, pero es cierto.
No puedo evadirme, Señor de tu Presencia.


Josefa Alcaraz Martínez