EL Rincón de Yanka: ¿QUÉ HAY EN EL CORAZÓN DE DIOS? LA CRUZ NO SALVA NI ES DE DIOS

inicio








viernes, 22 de abril de 2011

¿QUÉ HAY EN EL CORAZÓN DE DIOS? LA CRUZ NO SALVA NI ES DE DIOS




"No puede comprender La Pasión quien no la experimenta".
Dante Alighieri

“La Superficialidad hipócrita te hace indiferente
y ciego ante la realidad y sus causas”.

“No hay radicalidad ni solidaridad
sin la sencilla y sabia humildad".

"Sin Amor no hay sacrificio".


"No hay nada más liberador
y salvador y redentor
que El Amor de Dios".

 

¿Qué hay en el corazón de Dios?

"Un Dios de corazón y no de ley.
Una mirada de calor y no de hielo.
Un Señor de los nuestros, no distante.
El padre para todos, no el príncipe de algunos.
Una Palabra que habla en los gestos:
el pan compartido,
la fiesta de los impuros,
la denuncia del soberbio,
la bienaventuranza del pobre,
el envío de los débiles,
la amistad con los solos,
la mano firme que alza a la adúltera,
la risa y el llanto de quien está vivo,
la plegaria del hombre angustiado,
el silencio ante el juez injusto,
los brazos clavados en una cruz,
el grito de perdón,
un sepulcro sin muerto,
los destellos del que vive para siempre.
¿Qué hay en el corazón de Dios?
Un Amor eterno, cercano y apasionado.
Una pasión que sepulta a la muerte..
Un grito que da sentido a la historia.
La voluntad inquebrantable
de abrirnos paso a la Vida".
José María Olaizola

.....................................................................................

LA CRUZ NO SALVA NI ES DE DIOS.
+
ÉL HACE NUEVO TODAS LAS COSAS

La cruz no es más que la culminación de una existencia entregada. La cruz no salva por sí misma, lo que nos libera de verdad es la vida de Jesús, su forma de ser: sus gestos de amistad, sus miradas, sus manos tendidas, sus palabras de acogida, sus curaciones, su amor profundo y concreto hacia los más débiles y marginados. El egoísmo no podrá vencer jamás a la ternura, a la solidaridad, al cariño convertido en presencia. La compasión se deja afectar por el dolor del otro, y el perdón ofrece una muestra gratuita de fecundidad y éxito. En la vida entregada de Jesús, Hasta las últimas consecuencias, todas las víctimas de la historia recobran la esperanza, y comprenden que jamás podrán ser vencidos, aunque sí derrotados en algunas batallas. Permanecer en el amor es la única garantía, nuestra única esperanza de conseguir la victoria de la resurrección.

.....................................................................................

No nos escandalizamos de la cruz, sino de la malinterpretación de la cruz como un fin en sí mismo, cuando sólo es consecuencia de la vida entregada al amor de principio a fin y de la maldad e ignorancia de un mundo que rechaza y crucifica el amor. Los hombres clavan en la cruz a Jesús, por ser fiel al amor, Dios la transforma en luz y resurrección, porque no quiere que el mal, el pecado, la muerte tengan la última palabra. El amor es más fuerte y triunfa.

No rechazamos la cruz sino la interpretación anselminiana de la cruz. En cuanto al lenguaje utilizado por distintos santos, siempre lo entenderemos en este contexto de Dios-con-nosotros que comparte nuestra propia vida y muerte para que resucitemos con él.

"No soy lo que debo ser.
No soy lo que deseo ser.
Ni siquiera soy lo que espero ser,
pero una cosa sé,
por la cruz de Cristo,
no soy lo que antes fui"
John Newton
+
"Hay algunos que tendrían a un Cristo barato.
Le tendrán sin la cruz.
Pero el precio no va a bajar".
Samuel Rutherford - Siglo XVII
*
Sabemos que la cruz no es de Dios ni salva,
y lo que representa:
el mal del mundo que ya fue vencido.
Y para el cristiano no es la última palabra:
hemos resucitado en y por Él salvados.
Porque no hay nada más liberador y salvador que experimentar el amor de Dios.
.........................................


Lc 24:46,47, "Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se ..." En Colosenses 1:14 Pablo dice algo semejante, "en quién tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados."

1 Pedro 1:18,19, "sabiendo que fuisteis rescatados.....no con cosas corruptibles, como oro y plata, sino con la sangre preciosa de Cristo." Somos redimidos por su sangre, y la razón por la cual nos salva en esa manera es "sin derramamiento no se hace remisión" (Hebreos 9:22). Este es un principio del Antiguo Testamentos que se aplica a la raza humana - desde Adán hasta el último hombre. Pero ya no somos redimidos por la sangre de animales sino por medio de la sangre preciosa que Cristo derramó en el Calvario. Por eso podemos obtener "el perdón de Pecados."

"Cualquier enseñanza que no esté de acuerdo con la Escritura, debe ser rechazada, aunque haga llover milagros todos los días" . Dr. Martín Lutero

VER+:

http://elrincondeyanka.blogspot.com/2011/11/el-precio-de-la-gratuidad.html