EL Rincón de Yanka: El congoleño René Ngongo recibe el "premio Nóbel alternativo" por su labor medioambiental

inicio








miércoles, 28 de octubre de 2009

El congoleño René Ngongo recibe el "premio Nóbel alternativo" por su labor medioambiental






La fundación sueca Right Livelihood otorgó ayer sus galardones, conocidos como los "premios Nóbel alternativos", al hombre de paz neozelandés Alyn Ware, al biólogo congoleño René Ngongo, al científico canadiense David Suzuki y a la doctora australiana Catherine Hamlin por sus aportaciones en el desarme nuclear, su oposición a la explotación de recursos naturales en la República Democrática de Congo, la toma de conciencia de la necesidad de un uso responsable de la ciencia y el compromiso para curar a mujeres en Etiopía, respectivamente.
Alyn Ware, cofundador del grupo Parlamentarios Para la No-proliferación Nuclear, fue premiado por su compromiso de varias décadas a favor del desarme, reconociendo de este modo su "defensa efectiva y creativa y el impulso de iniciativas durante más de dos décadas para promover la educación pacífica y eliminar las armas nucleares". Maestro de formación, de 47 años, Ware ha dirigido numerosas iniciativas por una educación basada en los valores de la paz y por la abolición nuclear, en Nueva Zelanda y en el mundo.

René Ngongo, nacido en 1961 en Goma, Kivu del Norte, ha denunciado sin temor las operaciones de explotación de recursos, las cuales pueden destruir las selvas pluviales de su país, con graves consecuencias para el equilibrio climático global. El jurado le reconoce su "coraje al confrontar a las fuerzas que están destruyendo la selva del Congo y construir apoyo político para su conservación y uso sostenible".

Con el premio honorario se distinguió a David Suzuki por su "defensa de la responsabilidad social del uso de la ciencia y su contribución masiva a extender el conocimiento de los peligros del cambio climático e impulsar el apoyo a políticas que lo reconocen".

Catherine Hamlin trabaja desde hace 50 años en Etiopía para curar a las mujeres afectadas de fístula obstétrica, "restaurando así la salud, la esperanza y la dignidad de miles de las mujeres africanas más pobres".

Ware, Ngongo y Hamlin se llevarán cada uno los 50.000 euros del premio, que distingue la labor social de personas e instituciones de todo el mundo y es considerado la antesala del Nóbel de la Paz, ya que ganadores del premio alternativo obtuvieron después el segundo, como la keniana Wangari Maathai (1984 y 2004, respectivamente). Suzuki recibió el premio honorífico.

Creado en 1980 por el filántropo sueco-alemán Jakob von Uexküll para “honrar y apoyar a quienes dan respuestas prácticas y ejemplares a los desafíos más urgentes a los que estamos llamados a responder hoy”, el premio se entrega cada 4 de diciembre durante una ceremonia que se realiza en el parlamento sueco.