EL Rincón de Yanka: AMOR ES ♥♥♥ (LOVE IS...)

inicio








NO TENEMOS MIEDO

NO TENEMOS MIEDO
UNIDOS POR NUESTRA BARCELONA

lunes, 11 de mayo de 2009

AMOR ES ♥♥♥ (LOVE IS...)




♥♥♥ Sí fue amor cuando una chica medio hippy nacida en Nueva Zelanda conoció a un encantador italiano en California durante la época de los sesenta. Kim Grove se enamoró de Roberto Casali instantáneamente y nunca dejó de amarlo.

Han pasado ya 35 años desde que Kim manifestó su amor por Roberto en una sencilla caricatura llamada Amor Es… La caricatura muestra a un chico de cabello oscuro y a una chica con pecas y cabello claro, con cuerpos redonditos y desnudos, enamorados, revelándonos lo que significa el amor. El 5 de enero de 1970, el mundo conoció por primera vez Amor Es…, por Kim, cuando “Los Angeles Times” lo estrenó. El panel decía así: “Amor Es… no escoger el platillo más caro”. Kim produjo su columna para más de 100 periódicos alrededor del mundo. Amor Es… ha sido traducido en 25 idiomas y ha sido publicado en más de 50 países.

Kim continuaba escribiéndole las notitas de amor a Roberto. Se las dejaba bajo su almohada, en su lonchera, sobre su mesa de noche y, en fin, en cualquier lugar que estuviera a la vista. Roberto las guardó todas y siempre apoyó a Kim para que hiciera con estos mensajitos un imperio.

ATERRIZA EN LA PRENSA GRÁFICA

Fueron sólo meses después de su debut en “Los Angeles Times” que LA PRENSA GRÁFICA en El Salvador decidió que estos dos muñequitos tenían un futuro dentro de sus páginas. Don Roberto Dutriz cuenta que en aquella época un representante de Amor Es… llegó a visitarlo. “Él ya había ido a visitar al otro, pero lo rechazaron. Cuando me enseñó los dibujitos, inmediatamente se los mostré a las chicas que trabajaban en la oficina. ¡Fue un escándalo! A todas les encantó. No necesite más y firmé el convenio.” El primer Amor Es… se publicó en LA PRENSA GRÁFICA el domingo 21 de junio de 1970 y se leía así: “Amor Es… caminar unidos de manos a la luz de la luna”.

LA HISTORIA DE AMOR CONTINÚA

Kim y Roberto caminaron de la mano por casi cuatro años y tuvieron dos hijos antes de que un cáncer terminal invadiera a Roberto. Con el corazón roto, Kim buscó ayuda para poder dedicarse a Roberto. Afortunadamente, se encontró con un caricaturista llamado Bill Asprey. Aunque Kim seguiría escribiendo los mensajes, Bill empezó a dibujar Amor Es…, siempre bajo el nombre de Kim, y ahora, 30 años después, sigue dibujándolo.

Al morir su esposo, la romántica y sensible Kim se encerró en su casa por un tiempo. Los vecinos pronto notaron que Kim estaba embarazada. Con Roberto muerto y Kim tan enamorada de él, nadie se lo explicaba. Lo sucedido fue que Kim convenció a su esposo de que guardara su esperma en un banco y concibió a través de inseminación artificial. Su tercer hijo, Milo, nació casi dos años después de muerto su papá. Según una entrevista con “The New York Times” en 1980, Kim expresó que Milo es el que más se parecía a Roberto y que en ningún momento se arrepintió de su decisión. Vaya, eso sí es amor… tener un hijo de tu difunto esposo.

Han pasado 35 años desde que Kim compartió con el mundo su visión inocente del amor. Toda una generación hemos crecido con esta parejita que nos advierte que el amor es sublime y frágil. Amor Es… ha sido un espejo del transcurso del tiempo. Al principio se trataba de una chica locamente enamorada de su esposo. Durante mucho tiempo, Kim fue fuertemente criticada por feministas quienes decían que la sencillez de sus mensajes mostraba a las mujeres como tontas y niñonas. Pero ella siempre defendió su posición afirmando que ella sólo le daba a las personas lo que ellas querían ver y leer: un amor sin tanta complicación, lleno de romance y felicidad, en el cual era un placer hacer feliz a su pareja. En 1981, un periodista escribió un perfil de la artista. Este le preguntó a Kim qué era el amor. Ella respondió:

“Amor es… vida. Si tienes amor, tienes vida.
Si puedes amar, puedes vivir y ser feliz.

Yo siempre he estado enamorada, y por eso tengo vida y soy feliz”.


"Vivimos en el mundo cuando amamos.
Sólo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida".
Albert Einstein
.
.
Ahora nos preguntamos: ¿Es amor “cuando le tejes un suéter (1970)”? ¿Es amor “cuando te pones tacones en vez de tenis (1980)”? ¿Es amor “cuando tomas champán a las seis de la tarde (1990)”? ¿Es amor “cuando los dos se turnan para atender al bebé de noche (2000)”? ¿Es amor “mandarle un mensajito con ‘text message’ (2005)”? Sí, todo esto es amor. Como dijo Álvaro González, ganador del concurso Amor Es 2005 de LA PRENSA GRÁFICA: “Amor Es… el ajolote que le das a mi chacalele”.

AMOR ES… un éxito

Amor Es… gozó de mucho éxito durante los años setenta y ochenta. Los chuloncitos ya no se limitaban a aparecer en las páginas de periódicos. Aparecían en papel de cartas, mochilas, cuadernos, cachuchas, camisetas y una gran gama de mercadería. Pero durante los años noventa, las caricaturas cedieron su popularidad a otras caricaturas más modernas e innovadoras.

A finales de la misma década, en 1997, a sus 55 años, cedió Kim a un cáncer terminal parecido al de su esposo. Finalmente volvería a reunirse con el amor de su vida.

Desde ese entonces, su hijo mayor, Stefano, dejó su trabajo en una agencia de publicidad en Londres para tomar las riendas de la caricatura. Él se ha dedicado a revivir la sencillez de la simpática pareja. Recientemente, firmó un convenio con la empresa The Licensing Company para que esta velara por los derechos reservados de Amor Es… Ahora, la empresa trabaja duro para regresar “el amor” a artículos como tazas de café, termos, ropa interior y una gran variedad de productos. “El mundo no ha visto todo lo que tiene que ofrecer Amor Es…”, dijo Stefano, en una entrevista por correo electrónico con Peter Oakley , un periodista.
“Aún nos falta mucho por hacer, incluyendo un sitio web donde se podrán encontrar todos los panelitos que han sido publicados hasta ahora. En estas épocas tan complicadas, nuestro público está hambriento una vez más por un amor sencillo, ideal y romántico”, aclara Stefano.