EL Rincón de Yanka: HISTORIA DE UNA CANCIÓN SOBRE EL MURO DE BERLÍN: "LIBRE" DE NINO BRAVO Y POEMA

inicio








domingo, 9 de noviembre de 2014

HISTORIA DE UNA CANCIÓN SOBRE EL MURO DE BERLÍN: "LIBRE" DE NINO BRAVO Y POEMA





LIBRE 
NINO BRAVO


TIENE CASI VEINTE AÑOS y ya está 
cansado de soñar; 
pero TRAS LA FRONTERA está su hogar, 
su mundo y SU CIUDAD. 
Piensa que la ALAMBRADA sólo 
es un trozo de metal 
algo que nunca puede detener 
sus ansias de volar. 
Libre, 
como el sol cuando amanece yo soy libre, 
como el mar. 
Libre, 
como el ave que escapó de su PRISIÓN 
y puede al fin volar. 
Libre, 
como el viento que recoge MI LAMENTO Y MI PESAR, 
camino sin cesar, 
detrás de la verdad, 
y SABRÉ LO QUE ES AL FIN LA LIBERTAD. 

Con su amor por bandera se marchó 
cantando una canción; 
marchaba tan feliz que NO ESCUCHÓ 
LA VOZ QUE LE LLAMÓ. 
Y TENDIDO EN EL SUELO SE QUEDÓ, 
SONRIENDO Y SIN HABLAR; 
SOBRE SU PECHO, FLORES CARMÉSÍ 
BROTABAN SIN CESAR. 

*********************************************




musica
La canción habla del primer alemán que murió intentando atravesar el muro de Berlín. 


Peter Fechter, un obrero de la construcción de 18 años, intentó huir junto con un amigo y compañero de trabajo, Helmut Kulbeik. Tenían pensado esconderse en el taller de un carpintero, cerca del muro, y, tras observar a los guardias de la "frontera" alejándose, saltar por una ventana hacia el llamado "corredor de la muerte", atravesarlo corriendo y saltar por el muro cerca del Checkpoint Charlie, a Berlín Oeste. 

Hasta llegar al muro las cosas salieron bien, pero cuando se encontraban arriba, a punto ya de pasar al otro lado, los soldados les dieron el alto, y a continuación dispararon. Helmut tuvo suerte, Peter resultó alcanzado por varios disparos en la pelvis, cayó hacia atrás, y quedó tendido en el suelo en la "tierra de nadie", durante cincuenta angustiosos minutos, moribundo, desangrándose, a la vista de todos, y sin que nadie hiciera nada. 

Gritó pidiendo auxilio, pero los soldados soviéticos que le habían disparado no se acercaron, y lo único que pudieron hacer los soldados americanos fue tirarle un botiquín, que no le sirvió de ayuda, ya que sus graves heridas internas le impedían moverse, y poco a poco fue perdiendo la consciencia. Durante casi una hora, los ciudadanos de ambos lados de Berlín contemplaron impotentes su agonía, gritando a los soldados de ambos lados para que le ayudasen.

Pero ambos bandos tenían miedo de que los del otro lado les disparasen, como había pasado en otras ocasiones anteriores; aunque ninguna en una circunstancia tan perentoria como esta y a las dos del mediodía, con tantos testigos presentes, incluyendo periodistas en el lado occidental.


Los soldados del lado oriental, zona a la que pertenecía en realidad la "tierra de nadie", tampoco le ayudaron, y no se acercaron hasta pasados 50 minutos, seguramente para que sirviera de ejemplo para cualquier otro que pensase huir.



(Aún así, entre 1961 y 1989 murieron más de 260 personas, sólo intentando cruzar el Muro; además de los que murieron al querer cruzar la frontera entre las dos Alemanias, y ya no hablemos de los que estuvieron en la cárcel por intentarlo, o por ayudar a otros). 

Cuando por fin se acercaron los soldados de la RDA y se lo llevaron, los ciudadanos de ambos lados gritaron repetidamente "¡asesinos, asesinos!". En el lado occidental, se sucedieron las protestas y las manifestaciones los días siguientes, y los habitantes del Berlín Oeste comprendieron claramente lo difícil que sería para sus familiares y amigos del Berlín Este el intentar escapar. Asimismo, también se dieron cuenta, decepcionados, de que los soldados americanos, en pleno auge de la Guerra Fría, no harían nada para ayudarles en circunstancias similares. Fue un duro golpe para la esperanza de los berlineses. 



El muro de Berlin

Muro de Berlín que un día
osaste elevar tu frente
para contemplar airoso
sangre de héroe inocente.

" Escucha la voz del tiempo,
presta oídos al presente 
que voces de pesadillas
anuncian tu triste suerte ".

¿ Qué te decía tu orgullo ?
¿ Qué atravesaba tu mente
al ver cadáveres rígidos
- flores marchitas yacentes - ? 

Tus fusiles asesinos 
¿ Por qué tiraban de frente 
si eras testigo de paz 
y te creías tan fuerte ? 

Muro de hierro y vergüenza, 
frontera de odios y muertes 
que escondías tus rencores 
entre alambreras candentes. 

" Escucha la voz del tiempo, 
presta oídos al presente 
que voces de pesadillas 
anuncian tu triste suerte. " 

Años y años pasaron ... 
ríos de doble vertiente 
que maldecían airados 
la ofuscación de la gente. 

Sombras lúgubres nacieron 
al paso del sol naciente, 
duras tinieblas espesas 
te acompañaron al verte. 

Muro de envidias y celos 
paredón de sangre hirviente 
que llamabas libertad 
al presidio más rigente. 

" Escucha la voz del tiempo, 
presta oídos al presente 
que voces de pesadillas 
anuncian tu triste suerte ". 

Hoy nos dicen las alondras 
con voz festiva y caliente 
que en el muro de Berlín 
hay brechas de aires alegres. 

Que, al fin, el odio no es odio, 
que no hay ya crujir de dientes 
que palomas de albas alas 
hacen sus nidos al este. 

Muro de Berlín que un día 
osaste elevar tu frente 
eres hoy vago recuerdo 
de torpezas y de muertes. 

Ángel Gutiérrez



VIENTO DE CAMBIO
SCORPIONS

Por el rio de moskva 
bajo al gorky park 
escuchando vientos nuevos 
verano atardecer 
soldados al pasar 
escuchando vientos nuevos 
se achica el mundo mas 
quien iba a creer 
que fueramos tu y yo hermanos 
el futuro ya se ve 
se puede hasta tocar 
soplando con los vientos nuevos 
llevame a la magia del momento 
de la gloria 
donde los niños del mañana soñarán 
los cambios que vendrán 
recuerdos del ayer 
siento al recorrer 
antiguas calles del pasado 
por el rio de moskva 
bajo al gorky park 
escuchando vientos nuevos 
llevame a la magia del momento 
de la gloria 
donde los niños del mañana soñarán 
los cambios que vendrán 
llevame a la magia del momento 
de la gloria 
donde los sueños de los niños cambiarán 
a la humanidad 
el viento hará sonar 
la campana de la libertad 
ya no hay tiempo que perder 
hay que girar hacia la paz 
canta con tu balalaika ya 
lo que mi guitarra quiere gritar 
llevame a la magia del momento 
de la gloria 
donde los niños del mañana soñarán 
los cambios que vendrán 
llevame a la magia del momento 
de la gloria 
donde los sueños de los niños cambiarán 
a la humanidad