EL Rincón de Yanka: PREDETERMINADO PERPETUO Y CÁNTAME POETA

inicio








viernes, 7 de septiembre de 2012

PREDETERMINADO PERPETUO Y CÁNTAME POETA




Predeterminado Perpetuo

Te veo
en el vértice
del infinito
en la cúspide
de la ola
inmutable
inalcanzable
-perpetuo-
y te observo
desde mi llano
-hundida-
en la penumbra
del silencio
-suplicante-
como mira
el esclavo
a su dueño
y te admiro
-queda-
y te sueño
-despierta-
y te amo
-siempre-

Rosana Bordoli
17/09/06
*********************************


Cántame Poeta

-A Rosana Bordoli-
 
 
 
Cántame una copla, Poeta.
Cántame una luna
como aquella albidorada
que bajaba hacia las nubes
para barrer estrellas blancas
de la madrugada.

 

Vérsame una copla,
como aquellas que en la noche
extraías de la alforja
para dársela a mi amada,
y hacía que me perdiera
en los nidos de las horas,
en el lecho de la arena.
Versos sensibles para ella,
mudos cantos en sus labios.
Versos como ella.

 

Déjame aquel verso
que algún día le quitaste al sentimiento
y lo devolviste en la sombra inmortal
de la palabra
para hacer bandera
cuando se necesitara.
Si llorar quería,
si bailar o si reír pedía,
estaba firme esperando
para pronunciar su retahíla.

 

Aquellos versos de la mar y de la brizna,
aquellos cantos inmortales
sacudiendo la enramada.
Esos líricos sonidos
que surcaban, que a veces
sin quererlo se posaban
de mañana en mi ventana.
Esos versos, Poeta,
trinitarios versos de mi pueblo,
del laureado balcón al que
diariamente subía la mirada.
De esos versos, de todos ellos,
cántame uno de ellos.

 

Déjame escuchar
la tormenta y el pájaro en tu copla,
la marea otoñal cayendo en la montaña,
el rumor de los volcanes,
la greda vistiéndose de musgo,
el colibrí rezándole al capullo,
a tu propio canto,
que es mi canto y mi romanza.

 

Déjame llevar la alegría en tu palabra.
Vísteme de versos para repartirlos
como el niño que reparte besos.
Dame tus vocablos, tus sonidos y tus cantos.
Déjame alegrar la vida
entonando tu poesía.
Deja que tu verso engalane mi alegría.
Vísteme de versos… Vísteme en tus versos…
 Encumbra mi alegría…