EL Rincón de Yanka: MI CREDO

inicio








SI LOS MEDIOS CALLAN, EL PUEBLO GRITA

SI LOS MEDIOS CALLAN, EL PUEBLO GRITA
#SOSVenezuela

martes, 1 de noviembre de 2011

MI CREDO




MI CREDO
]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]
M.G.H.
]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]]

Creo en el Hombre.
En su grandeza, en su miseria.
Hoy que peligra su integridad, su capacidad creativa,
su ilusión por vivir.
Hoy que el hombre se está convirtiendo
en un número sin valor, en una frase inacabada,
en una nota musical sin partitura;
perdido entre burocracias...
desdibujándose de su entorno colectivo,
aislado y perdido entre la locura
que provoca la soledad del acompañado.
Hoy que el hombre no sabe discernir
entre verdad y mentira.
Hoy, más que nunca el hombre necesita
creer en sí mismo,
porque él es el único capaz de acabar
con este mar de idioteces
en que se ha convertido el mundo.

Creo en el hombre-comunidad,
denominador común de la humanidad;
creo en su rostro mezclado
con todos los rostros de los hombres sin voz,
sin derecho a voto.
Creo en el hombre víctima de la indiferencia
de los hombres y verdugo de sí mismo;
víctima de la inseguridad que produce
tenerlo casi todo, sin esfuerzo.

Creo en el hombre que no depende de nada,
de nadie, ni siquiera de sí mismo.
Que se da un voto de confianza
cada mañana, al despertar,
para seguir encontrándole sentido a su vida.
Que va pasando por ella sin las prisas
alienantes que nacen de las necesidades superfluas.
Que vive sin el agobio de atesorar y guardar,
disfrutando cada día con los suyos,
aunque le falte lo imprescindible para vivir.

Creo en el hombre que hace
de su vida una aventura,
que cada día empieza desde cero,
sin prejuicios, sin saber nada de antemano;
con la conciencia de un niño dispuesto
a aprender todo, para sentirse más humano.
Para gozar plenamente de su condición
de "Hombre Libre",
sin ataduras de ninguna clase,
tal como fue creado.

Creo en el hombre indestructible;
en su poder de cambio,
de transformar y transformarse.
Creo en el hombre vertical
y consecuente con su propio destino.
Capaz de equivocarse mil veces
y otras tantas rectificar.

Creo en el hombre que empieza
sus mañanas dando gracias
por la nueva luz que se le regala,
por la nueva oportunidad que se le brinda
 de rectificar el daño hecho el día anterior
o para hacer lo que quedó pendiente u olvidado.
Que al llegar la noche pide perdón
por no haber hecho todo el bien del que es capaz.

Creo en el hombre que ora
para no caer en el activismo.

Creo en el hombre que denuncia
a quienes no han fracasado nunca,
porque nunca se han arriesgado.
Que denuncia a quienes mienten
para conseguir el poder,
porque desde el mismo seguirán mintiendo.
Que denuncia a quienes nos hacen temer el futuro
por culpa del presente que nos obligan a vivir.

Creo en el hombre porque, a pesar de sus miserias,
veo en su rostro, el rostro de Dios.