EL Rincón de Yanka: NADIE CAMINA LA VIDA SIN HABER PISADO EN FALSO MUCHAS VECES...

inicio








miércoles, 27 de agosto de 2014

NADIE CAMINA LA VIDA SIN HABER PISADO EN FALSO MUCHAS VECES...




NADIE… 

Desconozco autoría

Nadie camina por la vida sin haber pisado en falso muchas veces… 
Nadie recoge cosechas sin probar muchos sabores y abonar mucha tierra… 
Nadie mira la vida sin acobardarse en algunas ocasiones, ni se mete en el barco sin temerle al agua, ni llega al puerto sin remar muchas veces… 
Nadie siente el amor sin probar muchas lágrimas, ni recoge rosas sin pincharse con las espinas… 
Nadie hace obras sin martillar sobre el edificio, ni cultiva amistad sin renunciar a si mismo… 
Nadie llega a la otra orilla sin haber construido puentes para pasar… 
Nadie consigue su ideal sin haber pensado muchas veces que perseguía un imposible… 
Nadie alcanza la meta con un solo intento…, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo… 
Pero nadie deja de llegar a su objetivo cuando tiene la claridad de un don. 
El crecimiento de su voluntad, el poder para realizarse y el impulso de su pasión… 
Nadie deja de llegar cuando en verdad se lo propone. 


NADIE
PAULO COELHO

“Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida, con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. 
Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces. 
Nadie recoge cosechas sin probar muchos sabores, enterrar muchas semillas y abonar mucha tierra.
Nadie mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones, ni se mete en el barco sin temerle a la tempestad, ni llega al puerto sin remar muchas veces.
Nadie siente el amor sin probar sus lágrimas, ni recoge rosas sin sentir sus espinas. 
Nadie hace obras sin golpear sobre su edificio, ni cultiva amistad sin renunciar a si mismo.
Nadie llega a la otra orilla sin haber ido haciendo puentes para pasar.
Nadie puede juzgar sin conocer primero su propia debilidad. 
Nadie consigue su ideal sin haber pensado muchas veces que perseguía un imposible. 
Nadie reconoce la oportunidad hasta que esta pasa por su lado y la deja ir. 
Nadie debe vivir sin cambiar, ver cosas nuevas, experimentar otras sensaciones, y tener la capacidad de corregir sus errores. 
Nadie tiene el derecho de consumir el amor o la amistad de las personas si uno mismo no la produce. 
Nadie puede intercambiar un apretón de manos con el puño cerrado. 
Nadie encuentra el pozo del placer hasta caminar por la sed del desierto. 
Pero nadie deja de llegar, cuando se tiene la claridad de un don, el crecimiento de su voluntad, la abundancia de la vida, el poder de realizarse y el impulso de si mismo. 
Nadie deja de arder con fuego dentro, sin antes saber lo que es el calor de la amistad.
Nadie deja de llegar cuando de verdad se lo propone. Si usas todo lo que tienes y confías en ti ¡esfuérzate! porque… ¡vas a llegar! Sin fe se puede perder un juego, cuando ya estaba casi ganado.”






Nadie 
Zenaida Bacardí de Argamasilla 
Libro: 
Ramillete de Estrellas 

Nadie se hace corriente, sin haber sido agua muchas veces... 
Nadie se hace flor, sin haber sido primero cascarón y semilla... 
Nadie cuaja en fruto, sin haber vivido bajo tierra en buen tiempo... 
Nadie llega a la muralla, sin haber empezado por ladrillo... 
Nadie sube una escalera, sin haber pisado escalón por escalón... 
Nadie ama la vida, sin haberle conocido todos sus matices... 
Nadie perdona, sin haber goteado todo su veneno... 
Nadie se conforma, sin haber sentido la mano de Dios... 
Nadie se conoce, sin desnudar su conciencia... y descartar su apasionamiento... 
Nadie llega a la cima, sin haber resbalado muchas veces subiendo la montaña... 
Nadie concibe un ideal, sin una mecha dentro... 
Nadie cumple su destino, sin trazar su meta... 
aferrarse al timón... y plantarse ante la vida... 

Nadie puede conocer la religión, sin el "botón de oro" de la muerte de Cristo... 
Nadie pesca almas, sin tirar las redes... 
Nadie oye a los que pasan, sin abrir sus ventanas... 
Nadie se resignaría a morir, si la muerte no fuera puerta... principio... cielo... ¡y Dios! 

Nadie es feliz por conseguir lo que quiere, sino por querer el bien... el amor... y la dicha de todos. 
Nadie podría entender esta vida, si no miráramos al derecho lo que esta al revés... y no miráramos por otro lado, los renglones torcidos. 
Nadie reparte lo que tiene, sin amor al hermano... sin sentido de justicia... y sin generosidad del corazón... 
Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación. Ni alcanza altura con un solo vuelo... 
Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces... 
Nadie recoge cosecha sin probar muchas clases de semillas... 
Nadie mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones... 
Nadie llega a puerto, sin bracear muchas veces... 

Ni siente el amor, sin probar sus lágrimas... 
Ni recoge rosas, sin sentir sus espinas... 
Ni forma hogar, sin prolongarse en otros... 
Ni cultiva amistad, sin renunciar a si mismo... 
Ni se hace hombre, sin sentir a Dios... 

Nadie sería nada, 
sin la "Gracia Divina" detrás de cada sueño... 
de cada conquista... 
de cada éxito... 
de cada galardón 

Nadie seria ni lo poco que somos!