EL Rincón de Yanka: septiembre 2012

inicio








domingo, 30 de septiembre de 2012

DECÁLOGO DE LA PERSUASIÓN ¿Diferencia entre persuadir y convencer? La Persuasión: El arte de comunicar bien.


PROPONER NO ES  IMPONER NI MANIPULAR


“Puede decirse que el  COMUNICADOR es el que puede abrir alguna de las cuatro puertas que hay en el hombre: la del corazón, para motivarlo; la de la voluntad, para persuadirlo; la de la inteligencia, para convencerlo; y la de la imaginación, para enaltecerlo” (Antonio Miguel Saad)
¿Diferencia entre persuadir y convencer?
Los discursos argumentativos buscar responder a la finalidad de dos tipos de razonamientos:

* Convencer:

En un proceso racional y reflexivo, en el que prima la razón en el ámbito de la ciencia y el conocimiento. El emisor fundamenta lógicamente sus argumentos, puesto que por lo general suele estar refiriendose a algún elemento del mundo real o de la realidad social, común a todas las personas.

* Persuadir:

Es el proceso donde los motivos priman a las razones en el ámbito de gustos y convicciones. El emisor apela a los aspectos subbjetivos que pueda tener en común con su interlocutor, suele ser el tipo de argumentación más común en la vida cotidiana y en el mundo privado de la sociedad. Por lo mismo no es lo mismo ocupar los mismos argumentos persuasivos con una persona u otra.

Basándome principalmente en la etimología, la palabra persuadir viene del latín persuadere (inducir). El prefijo per- (por) y suadere (recomendar como bueno con palabras suaves). Éste último término coincide en su raíz con disuadir y suasible. Ésta última palabra (suasible), en inglés significa sensible, y viene de la raíz indoeuropea *swad, de la cual surgen palabras como suave y sweet (en inglés).
Por su parte, la palabra convicción y convencimiento hacen alución a la idea de vencimiento, de ser vencido, de derrota.
La diferencia es clara: la persuasión es suave, el convencimiento no. Estar convencido es estar derrotado por la opinión de otro, mientras que ser persuadido es ser inducido (in- latín = en español, y ducere= llevar, portar), ser metido en la idea del otro POR LAS BUENAS, dulcemente.

La Persuasión: El arte de comunicar bien

PERSUASIÓN:  s. f. Capacidad o habilidad para convencer a una persona para que haga o crea alguna cosa, empleando argumentos o razones.
 Capacidad para convencer a alguien con argumentos


"Quien más persuade es quien menos interés tiene en hacerlo".

Persuadir consiste en mover a otra/s persona/s a aceptar nuestro punto de vista de manera voluntaria.
En la vida cotidiana nos influenciamos constantemente, pero sólo algunas veces nos persuadimos. La diferencia entre ambos términos estriba en la voluntad aplicada. Influimos sin querer: por cómo nos comportamos, por las cosas que tenemos y suscitan envidia, por lo que somos...

Quien influencia no pretende cambiar actitudes de tal o cual persona. Quien persuade sí, y se esfuerza en ello.

Pocas veces reconocemos ser objeto de influencia, pero sí notamos la acción persuasiva y nos inquieta. La persuasión nos inquieta porque desvela la fragilidad de nuestras convicciones. En cambio, la influencia es vivida como una manera de ejercer nuestra libertad. Para clarificar algo más los términos:

- Ejemplos de influencia: las modas en el vestir (las que vemos en la calle, no las que se anuncian), las costumbres de nuestros jefes, una estrategia productiva de la competencia que ahorra dinero y esfuerzo...
- Ejemplos de persuasión: la publicidad en general, una charla para convencernos sobre nuevas maneras de hacer determinados procesos productivos, un compañero que desea que le apoyemos en el comité Directivo...

He aquí algunos conceptos básicos:

- ACTITUD: tendencia o predisposición adquirida a evaluar de una determinada manera una situación, persona o circunstancia.
- INFLUENCIA: cambio genuino y espontáneo en las preferencias y actitudes de una persona para situarlas acordes a una persona o grupo.
- PERSUASIÓN: intento deliberadamente ejercido por parte de una persona o grupo para cambiar las actitudes de otra/s persona/s.
- NEGOCIACIÓN: intercambio de expectativas o productos por el que se alcanza un acuerdo de actuación.

Veamos ahora algunos de los resultados de la acción persuasiva:

- CONVERSIÓN INAPARENTE: el sujeto en apariencia no es convencido, pero al cabo de cierto tiempo se descubre defendiendo frente a otras personas nuestros argumentos.


    - CONFORMIDAD SIMULADA: el sujeto nos da la razón y aparenta estar convencido, pero en el fondo no lo está en absoluto.

    - CONFORMIDAD COMPRADA: el sujeto accede a cambiar su actitud siempre y cuando vaya recibiendo algún tipo de compensación (monetaria, afectiva, prestigio o de cualquier otro tipo).

    - CONVERSIÓN EPISÓDICA: por un espacio de tiempo limitado el sujeto actúa y siente como si estuviera convencido, pero a la postre vuelve a aflorar su actitud inicial.

    - CONVERSIÓN CONTEXTUAL: en determinadas situaciones el sujeto se comporta como si estuviera convencido, y en otras situaciones o contextos se comporta como si no lo estuviera.

    - CONVERSIÓN FIRME:
el sujeto adopta la nueva actitud como parte estable de su manera de ser.

    - FALTA DE CONVERSIÓN: el sujeto declara y actúa de manera estable como si nuestros argumentos no le hubieran influido en absoluto.

ELEMENTOS BÁSICOS DE LA PERSUASIÓN

Los antiguos retóricos distinguían tres elementos como pilares de la persuasión: el ETHOS, eso es, la bondad moral del mensaje y, por extensión, de quien actúa como fuente de información o persuasión. El LOGOS, eso es, los argumentos. Y el PATHOS, las emociones que dan soporte a los argumentos. Este enfoque no ha sido superado, aunque sí ampliado. La retórica clásica analizaba muy bien al orador pero olvidaba aspectos tan importantes como son el receptor del mensaje, el mensaje en sí mismo, y el canal utilizado.

Los estudios actuales sobre la persuasión dan una importancia crucial a la fuente de la que parte la acción persuasiva. La fuente debe ser creíble para que el mensaje tenga efecto.
Un mensaje es legítimo si quien emite el mensaje está socialmente legitimado para hacerlo, es decir, tiene autoridad moral o institucional. Para saber si un mensaje es legítimo podemos formularnos la pregunta: ¿Tiene esta persona autoridad para decir lo que dice? Si la respuesta es afirmativa, el mensaje es legítimo.

Un mensaje es competente si el mensaje es emitido de tal manera que el receptor se ve obligado a procesarlo y tomarlo en cuenta. La pregunta para saber si un mensaje es competente es: ¿Por su formato, obliga a ser procesado por el receptor?. Por ejemplo la propaganda que nos colocan en el parabrisas del coche suele ser poco competente y por lo general la tiraremos sin leerla. Sin embargo, una carta con el membrete del "Ministerio de Hacienda" nos merecerá la máxima atención.

Un mensaje es persuasivo si el mensaje moviliza emociones o cogniciones capaces de transformar una actitud. Muchas veces un mensaje es persuasivo pero poco competente. Por ejemplo, podemos haber visto veinte veces un anuncio de televisión sin comprender y atender al mensaje (baja competencia) pero si una vez por casualidad lo hacemos, quedamos fascinados o hipnotizado, y procedemos a la compra del producto. Este el motivo por el cual los anuncios televisivos son tan machacones.

Un ejemplo de lo contrario: competente pero no persuasivo. La carta del Ayuntamiento conminándonos a pagar una nueva tasa municipal puede ser poco persuasiva (no nos convencen las razones del nuevo impuesto), pero seguramente analizaremos de manera concienzuda los pros y los contras de pagarla.

Un mensaje es apropiado si por su formato, por quién emite el mensaje, canal escogido y otras características, puede obtener los resultados apetecidos. Este concepto es muy global pues se refiere a sí en la vida real el mensaje ha logrado o no su propósito. La pregunta clave para saber si un mensaje es apropiado sería: ¿ Es o fue eficaz para cambiar conductas?. Como es lógico, tanto más será un mensaje apropiado cuanto más legítimo, competente y persuasivo.

El buen comunicador sabe sacrificarse él mismo como emisor de mensajes cuando detecta que otra persona o grupo de personas pueden ser más persuasivas. ¡ Persuadir no debe confundirse con ejercer un liderazgo carismático!


Otras maneras de incrementar la credibilidad de la fuente serían:

- Aportar estadísticas, datos y testimonios incontestables.
- Invitar a un ponente de prestigio a que refuerce la línea argumental.
- Presentar adecuadamente a quien habla o emite la información. Sobre todo interesa destacar su imparcialidad o falta de interés para decir lo que dice a favor de una opción determinada.
- La fuente de información más creíble es aquella que habla en contra de sus propios intereses. Por consiguiente, la persona más creíble suele ser aquella que a pesar de tirarse piedras sobre el tejado admite que el mejor camino a emprender es el que expone.


Se logra mayor persuasión combinando canales. Un mismo mensaje repetido por diferentes canales activa en mayor medida la atención del receptor, sobre todo si tienen continuidad temporal.

Un mensaje será tanto más persuasivo cuanto logre mover a la persona o grupo que lo reciba hacia:


- Sentimientos de inconsistencia con su situación actual, y necesidad de cambiar en la dirección indicada por nosotros.
- Sentimientos de agradecimiento hacia el emisor de los mensajes. Por ejemplo: "Vaya suerte que tengo de haberme enterado de esta información privilegiada".
- Sentimientos de "estar en la tónica de lo que ahora mismo se lleva", y por extensión, promover expectativas de prestigio.
- Sentimientos de oportunidad.


La longitud total de la comunicación debe ser coherente con el público a que se destina y el interés que suponemos despertará el tema. Un segundo principio común es despertar el interés del lector u oyente. Y, finalmente, que sepa concluir a tiempo sin aburrir. Algunas veces conviene hacer explícita la conducta esperada: "A partir de hoy debemos actuar de tal y tal manera". Serían mensajes concluidos. Otras veces es mejor que el oyente o lector deduzca lo que esperamos de él: serían mensajes sin concluir, preferibles ante audiencias muy sensibles a la reactancia.

LA PERSUASIÓN INTERPERSONAL

Si en la persuasión escrita los argumentos son el eje central del discurso, en la persuasión cara a cara este papel central lo ocupa el tono y clima emocional.

La persuasión en la venta cara a cara está bien estudiada. Se coincide en la existencia de un perfil de vendedor cuyos rasgos serían: extraversión, ganas de contactar con las necesidades de las personas y cierta dosis de entusiasmo. Suele añadirse a este perfil básico la ambición de hacer dinero y conocimientos específicos del producto que se desea vender o promocionar.


Las normas generales para la persuasión cara a cara son:

- Claridad de intenciones.
- Bidireccionalidad y respuesta evaluativa.
- Ajustar la persuasión al interés de cada persona: reconversión de ideas.
- Buscar cambios de actitud y conducta estables.


La respuesta evaluativa consiste en estimular a la otra persona para que nos explique sus ideas, creencias, posición o dudas. Tiene un rendimiento sorprendente. Por un lado, la gente es más inteligente de lo que solemos pensar, en otras palabras, sus dudas suelen ser razonables. Pero el hecho mismo de darles una oportunidad para explicar estas dudas disminuye de por sí el efecto reactancia. La persona suele estar más abierta al diálogo posterior.

Respuestas evaluativas serían: "¿Cuál es tu opinión?", "Me interesa saber lo que tú harías en estas circunstancias", "Te ruego te expreses con entera libertad, pues a lo mejor de tus ideas podemos ampliar o modificar algún aspecto del Proyecto".


Recursos persuasivos:

- PERSUASIÓN IDENTIFICATIVA: El deseo de ser parecido a una persona, o la pertenencia a un grupo, son aprovechadas para modificar actitudes y conductas del individuo. ("Si no actúas así estarás mal visto", "Quién no haga esto, traiciona al grupo", "Todo el mundo hace esto", "No nos defraudes haciendo tal cosa", "Nos sentiremos orgullosos si haces esto").

    - PERSUASIÓN NORMATIVA: Las normas implícitas o explícitas del grupo o de la persona promueven el ajuste o cambio de actitud o conducta. ("Las normas del buen hacer obligan moralmente a", "Las personas con tu tipo de responsabilidad tienen la obligación de").

    - PERSUASIÓN ARGUMENTATIVA: La orientación hacia el beneficio, sea éste del tipo que sea, promueve el cambio de actitud o conducta. ("Os propongo lo siguiente...cuyos beneficios serían", "Si hacemos esto, nuestra vida será más placentera", "El coste de no actuar es superior al de actuar").

Podemos enunciar varias normas generales:

- ESFUERZO DEL EMISOR: Siempre requieren menor esfuerzo las estrategias persuasivas de tipo identificativo y normativo que las de tipo argumentativo. Ello conduce a cierto abuso de este tipo de persuasión, con la desventaja de no obtener cambios tan estables como los logrados por la vía argumentativa.

    - RECEPTOR: A persona más cualificada, más necesidad de persuasión argumentativa. En general, se trabaja mejor cuando se sabe el porqué de una determinada acción, orden o estrategia.

    - TIPO DE TRABAJO: A trabajo más cualificado, más requerimientos argumentativos. A trabajo con mayor responsabilidad, mayor necesidad de complementarlos con mensajes ético-normativos.

    - TIPO DE MENSAJE: Los mensajes más persuasivos son aquellos que conectan directamente con el sistema de creencias de la persona. El peor enemigo de una creencia son otras creencias de signo opuesto igualmente sustentadas por el individuo.

Presente sus ideas con posibilidades de éxito:

- A mayor número de personas es necesario una menor densidad de conceptos y más amenidad.
- Traer como fuente de información a aquellas personas o testimonios que gocen del mejor prestigio.
- Iniciar la charla con los contenidos más agradables o las conclusiones que deseamos queden más patentes en la memoria de las personas.
- Lograr reacciones de asentimiento.
- Repetir mensajes importantes o exponerlos desde perspectivas distintas pero confluentes.

La mayor parte de diálogos persuasivos se cierran sin tener la certeza de haber logrado un cambio de actitud estable y genuino. Esta debilidad es inherente a la persuasión. Por consiguiente, sólo podemos aspirar a crear un clima de bidireccionalidad y honestidad que facilite la expresión de dudas. A mayor distancia y miedo, más peligro de conformidad simulada.



Bibliografía consultada:


- Manuel Couto, "Como hablar bien en público", Ed. Gestión 2000

- Francesc Borrell, "Comunicar bien para dirigir mejor", Ed. Gestión 2000

- Robert L. Genua, "Cuidado con lo que dice...", Ed. Gestión 2000



Por Gloria Marsellach Umbert, Psicólogo







"Al inteligente se le puede convencer; 

al tonto, persuadir".

Germaine de Staë



VER+:


DECÁLOGO DE LA PERSUASIÓN



1. La ley de la disonancia: ¿La gente normalmente tiene más tendencia a seguir y a gravitar hacia las personas que son coherentes en su comportamiento?


2. La ley de la obligación o de la reciprocidad: ¿Cuándo los demás hacen algo por nosotros sentimos una fuerte necesidad, incluso una presión, para devolver el favor?



3. La ley de la conectividad: ¿Cuánto más conectados nos sentimos con alguien, o nos sentimos más parte de alguien, o cuando alguien nos gusta o nos atrae, más persuasivo nos resulta?


4. La ley de la validación social: ¿Tendemos a cambiar nuestras percepciones, opiniones y comportamientos de acuerdo y coherentemente con las normas del grupo (?) consideramos que el comportamiento es más correcto cuando vemos que lo tienen otras personas?

5. La ley de la escasez: ¿Las oportunidades siempre son más valiosas y emocionantes cuando son escasas y están menos disponibles?

6. La ley del envoltorio verbal: ¿Cuánto más hábil sea una persona en el uso del lenguaje, más persuasiva será?  Incluye el autor una cita de Jim Rohn que dice La persuasión verdadera procede de poner más de usted en todo lo que dice. Las palabras tienen efecto. Las palabras llenas de emoción tienen un efecto poderoso.

7. La ley del contraste: ¿Cuándo nos presentan dos alternativas completamente distintas de forma sucesiva (?), en general, si la segunda opción es muy distinta de la primera, tendemos a verla incluso más diferente de lo que es en realidad?

8. La ley de las expectativas: ¿Una persona tiende a tomar decisiones en función de cómo esperan los demás que actúe?

9. La ley de la implicación: ¿Cuánto más se atraigan los cinco sentidos de alguien, cuanto más los implique mental y físicamente y cree el ambiente adecuado para la persuasión, más efectividad y persuasión conseguirá?

10. La ley de la valoración: ¿Todas las personas necesitan y quieren elogios, reconocimiento y aceptación?

11. La ley de la asociación: ¿Para mantener el orden en el mundo, nuestro cerebro relaciona objetos, gestos y símbolos con nuestros sentimientos, recuerdos y experiencias vitales (?) Los maestros de la persuasión se aprovechan de la asociación para evocar sentimientos y pensamientos positivos que correspondan al mensaje que intentan transmitir?

12. La ley del equilibrio: ¿A la hora de persuadir, debe concentrar su mensaje en las emociones, a la vez que mantiene el equilibrio entre la lógica y los sentimientos?



El secreto de la PersuaCCión: la transición de fase hacia las presentaciones que dejan huella













LA CONVIVENCIA








 
 
 
1. La convivencia es una forma de vivir que debemos escoger desde muy jóven. Para la convivencia positiva es necesario el respeto, el amor, entre otros y debemos tolerar costumbres de otras personas. Avance automático Lee y medita 
2. ¡Sería tan fácil! ...si todos tuviésemos siempre en cuenta estas sencillas reglas: 
3. Si abriste, cierra. 
4. Si encendiste, apaga. 
5. Si conectaste, desconecta. 
6. Si desordenaste, ordena. 
7. Si ensuciaste, limpia. 
8. Si rompiste, arregla. 
9. Si no sabes arreglar, busca al que sepa. 
10. Si no sabes qué decir, cállate. 
11. Si debes usar algo que no te pertenece, pide permiso. 
12. Si te prestaron, devuelve. 
13. Si no sabes cómo funciona, no toques. 
14. Si es gratis, no lo desperdicies. 
15. Si no es asunto tuyo, no te entrometas. 1
6. Si no sabes hacerlo mejor, no critiques. 
17. Si no puedes ayudar, no molestes. 
18. Si prometiste, cumple. 
19. Si ofendiste, discúlpate. 
20. Si no sabes, no opines. 
21. Si opinaste, hazte cargo. 
22. Si algo te sirve, trátalo con cariño. 
23. Aquí viene lo mejor... 
24. Si no puedes hacer lo que quieres, trata de querer lo que haces. 
25. Adiós amigos


sábado, 29 de septiembre de 2012

¿ME HACES UN FAVOR...?








¿ME HACES UN FAVOR?

ES QUE ME VOY DE VIAJE

 
 
¿PODRÍAS  REGARME  LAS         PLANTAS???
 








 



 




 
 


Gracias

CUANDO SEA GRANDE...





 
Una mujer le pregunta a su hijo:
- ¿Tú, qué quieres ser cuándo seas grande?
- Yo, imbécil.
- Pero bueno hijo, ¿qué dices?
- Sí, es que mi papá siempre dice:
"Mira la novia que tiene ese imbecil,
mira el auto que se ha comprado ese imbécil,
le ha tocado la lotería al imbécil ese…"



viernes, 28 de septiembre de 2012

GUÁRDATE LAS PALABRAS, DÉJATE DE LOCAS AMENAZAS...



"Guárdate las palabras,
déjate de locas amenazas
y templa el ánimo,
hay que acomodarse a los tiempos".
 
(Eurípides, 480 a/c).






jueves, 27 de septiembre de 2012

ALGUIEN DEBERÍA DECIRNOS DESDE EL PRINCIPIO...


 






 





 
"Alguien debería decirnos desde el principio
que vamos a morirnos.
Así, tal vez viviríamos la vida al límite
cada minuto de cada día.
¡Hazlo!, digo yo.
Sea lo que sea, hazlo ahora."


Michael Landon




miércoles, 26 de septiembre de 2012

EN TU CASA PUEDE HABER PORNOGRAFÍA: la edad promedio del que ve pornografia por primera vez es de 9 AÑOS



EN TU CASA PUEDE HABER PORNOGRAFÍA:

OÍDO AL PARCHE:
Ya que voy a tomar solo unas lineas para traerles un asunto tabú "hablemos a calzón quitao", dicho caribeño.
LEA ATENTAMENTE, la edad promedio del que ve pornografia por primera vez es de 9 AÑOS; en el mundo se reciben diariamente 25 billones de correos electrónicos pornográficos; 90% de los niños entre 8 y 16 anos ya han visto pornografía; y el 77% la ha visto por internet. El porciento de personas dentro de la iglesia que han visto pornografia, basada en esta informacion, debe superar el 50% entre hombres y mujeres. Gente comun y corriente que lamentablemente se han arrodillado ante esta debilidad.

El corregir sin juzgar es una obligación cristiana. Existe una raya muy fina entre corregir (según el mundo) y corregir desde el amor.

Si eres uno de los que ha caído en la pornografia y sientes que te estas hundiendo te repito unas palabras mencionadas por la Hermana Glenda, "Cuanto mas obscuro, mejor se ve la luz". Recibe mi abrazo de amor. que es el abrazo que Jesús te quiere dar. No importa tu condición, Él te quiere abrazar.

Hemos colocado el siguiente video para llamarles la atención sobre el particular. 

Gálatas 6,1: Hermanos, si alguien es sorprendido en alguna falta, ustedes, los que están animados por el Espíritu, corríjanlo con dulzura. Piensa que también tú puedes ser tentado.


 


 
 
VER+:
LA PORNOGRAFÍA:
UNA EPIDEMIA QUE NADIE QUIERE VER
 


COLGADO EN TI SOY CRISTIANO








 
 
 
Colgando


¿Ves mi corazón ansioso?
Ya ves lo que estoy sintiendo
Y cuando me caigo en pedazos
 Tú estás ahí para abrazarme.

¡Qué grande es tu amor por mí!
Ahora veo lo que estás pensando
 Tú dices que soy hermosa
Tu voz es mi sanación

Sin Ti no puedo nada por eso estoy
 colgando en cada palabra que dices
Porque es todo lo que necesito
Colgando en cada palabra que dices
Para iluminar mi camino

Incluso por cada poco susurro
Me cuelgo como si se tratara de mi vida
Porque estoy esperando en Ti

Y cuando la oscuridad cae
No puedo ver lo que está delante de mí
 Tu voz es como la aurora
Siempre está allí para guiarme
Sin Ti no puedo nada por eso estoy
 Colgando en cada palabra que dices
Porque es todo lo que necesito
Colgando en cada palabra que dices
Para iluminar mi camino

 Incluso por cada poco susurro 
Me cuelgo como si se tratara de mi vida
 Porque estoy esperando en Ti

 Tú me conoces mejor que yo mismo
Mejor que cualquier otro
 Tu amor está sonando como una campana sonando 
Oh, oh, no voy a dejar de estar
 colgando en cada palabra que dices
Porque es todo lo que necesito
Colgando en cada palabra que dices
Para iluminar mi camino

 Incluso por cada poco susurro 
Me cuelgo en como si se tratara de mi vida
 Porque estoy esperando en Ti

Colgando en cada palabra que dices
Porque es todo lo que necesito
Colgando en cada palabra que dices
Para iluminar mi camino

 Incluso por cada poco susurro 

Me cuelgo como si se tratara de mi vida
 Porque estoy esperando en Ti


martes, 25 de septiembre de 2012

SER COHERENTES CON NUESTRAS CREENCIAS


 
El semáforo se puso amarillo justo cuando él iba a cruzar en su automóvil y, como era de esperar, hizo lo correcto:
 
se detuvo en el paso cebra de peatones, a pesar de que podría haber rebasado la luz roja, acelerando a través de la intersección. La mujer que estaba en el automóvil detrás de él estaba furiosa. Le tocó el claxon con insistencia durante un largo rato e hizo comentarios negativos en voz alta, ya que por culpa suya no pudo avanzar a través de la intersección… y para colmo, se le cayó el celular y se le estropeó el maquillaje.
 
En medio de su pataleta, oyó que alguien le tocaba el cristal de la puerta. Allí, parado junto a ella, estaba un policía mirándola muy seriamente. El oficial le ordenó salir de su coche con las manos arriba, y le detuvo. Le llevó a la comisaría donde le revisaron de arriba abajo, le tomaron fotos, las huellas dactilares y le pusieron en una celda.

 Después de un par de horas, un policía se acercó a la celda y abrió la puerta. La señora fue escoltada hasta el mostrador, donde el agente que la detuvo estaba esperando con sus efectos personales.



– “Señora, lamento mucho este error”, le explicó el policía. “Le mandé bajar mientras usted se encontraba tocando el claxon repetidamente, como queriendo pasar por encima al automóvil de delante, maldiciendo, gritando improperios y diciendo palabras soeces. Mientras la observaba, me percaté de que de su retrovisor colgaba un Rosario y que su coche tiene en el parachoques un adhesivo que dice ‘¿Qué haría Jesús en mi lugar?’. Además, ví un adhesivo que decía ‘Yo escojo la Vida’ y otro que decía ‘Sígueme el Domingo a la Iglesia’ y, finalmente, el emblema cristiano del pez. Como es de esperar, supuse que el automóvil era robado.”


 
 

Este simpático relato muestra la importancia de ser coherentes entre lo que creemos y lo que hacemos. Para ser cristiano no basta con ir a la Iglesia los domingos o leer el evangelio de vez en cuando, porque el cristianismo es un estilo de vida. Así que la próxima vez que vayas en el coche, o de compras al supermercado, o te encuentres atendiendo algún cliente, recuerda que el mundo te está mirando y espera ver coherencia en ti.


DESCONOZCO AUTORÍA


 

lunes, 24 de septiembre de 2012

INVITACIÓN





Invitación



No me interesa lo que hagas para vivir.
Quiero saber lo que ansías, y si osas soñar con lo que desea tu corazón.
 
 

No me importa la edad que tengas.
Quiero saber si te arriesgas buscando como un loco el amor, los sueños, la aventura de estar vivo.

No me interesa saber qué planetas cuadran tu luna.
Quiero saber si has tocado el corazón de tu propio dolor, si te han abierto las traiciones de la vida o si te has contraído y cerrado de miedo a más dolor.

Quiero saber si te puedes sentar con el dolor, el mío o el tuyo sin moverte para esconderlo o apagarlo o conciliarlo.

Quiero saber si puedes estar con alegría, mía o tuya; si puedes bailar con desenfreno y dejar que el éxtasis te llegue a la yema de los dedos sin precaverte a ser cuidadoso, realista o a recordar las limitaciones del ser humano.

No me importa si lo que me cuentas es verdad.
Quiero saber si puedes desilusionar a alguien siendo fiel a ti mismo; si puedes soportar la acusación de traición sin traicionar tu propia alma.

Quiero saber si puedes ser fiel y, por tanto, digno de confianza.

Quiero saber si puedes ver la belleza aunque no sea bonita cada día, y si puedes ver el origen de tu vida a partir de la presencia de Dios.
 
Quiero saber si puedes vivir con el fracaso, el tuyo y el mío, y ponerte a orillas de un lago y gritarle a la luna plateada: «¡Sí!»

No me importa dónde vivas o cuánto dinero tengas.
Quiero saber si después de la noche del dolor y la desesperación, abatido y magullado hasta el tuétano, puedes levantarte y ocuparte de las necesidades de los niños.

No me interesa quién eres, ni cómo llegaste aquí.
Quiero saber si te quedarás conmigo en medio del fuego y no escaparás.

No me interesa qué o dónde o con quién has estudiado.
Quiero saber qué te sostiene por dentro cuando se derrumba todo lo demás.

Yo quiero saber si puedes estar solo contigo mismo; y si realmente te gusta la compañía que tienes en los momentos vacíos.

 


 La invitación,



inspirado por Oriah, el Soñador de la Montaña,
anciano nativo americano, mayo de 1994.





sábado, 22 de septiembre de 2012

FRASES SOBRE "NACIONALISMO"



CITAS CÉLEBRES SOBRE
LOS NACIONALISMOS FASCISTAS



 
"Los "Nazionalistas" catalanistas, vasquistas o galleguistas,
antes se sentían país, ahora que nación,
mañana será estado y pasado imperio (con la aceptación silenciosa de la gran mayoría de españoles).
El nazionalismo fascista de siempre...
Quieren ser cabeza de ratón y no cola de león
para así poder robar y tiranizar más..."
Yanka
 
 
"Los nacionalistas catalanistas no son catalanes
ni españoles. No tienen la categoría de serlo".
Yanka
 
*****************************************
 
 
“El nacionalismo es una enfermedad infantil.  Es el sarampión de la humanidad”. Albert Einstein

"Por mi vida han galopado todos los corceles amarillentos del Apocalipsis, la revolución y el hambre, la inflación y el terror, las epidemias y la emigración; he visto nacer y expandirse ante mis propios ojos las grandes ideologías de masas: el fascismo en Italia, el nacionalsocialismo en Alemania, el bolchevismo en Rusia y, sobre todo, la peor de todas las pestes: el nacionalismo, que envenena la flor de nuestra cultura europea".  Stefan Zweig
 
 
“El Nacionalismo no aspira ni a la libertad ni a la prosperidad, sino que, si le es necesario, no duda en sacrificar ambas a las necesidades imperativas de la construcción nacionalista opresora”. Lord Acton
 
 
“La ideología del siglo XXI debe ser el humanismo global, pero tiene dos peligrosos enemigos: el nacionalismo y el fundamentalismo religioso”. Ryszard Kapuscinski
 
 
“Amo demasiado a mi país para ser nacionalista”. A.Camus

 
"El nacionalismo es la piel de cordero que utiliza el lobo racista". Anónimo


 







 






































viernes, 21 de septiembre de 2012

jueves, 20 de septiembre de 2012

LIBRO "NADANDO CONTRA CORRIENTE"



"Nunca olvides que sólo los peces muertos
nadan con la corriente." 
+
Malcolm Muggeridge


 
«El periodismo católico no aporta razones
para nutrir a quienes necesitan razones»



Y cuando abrimos las páginas de «Nadando contra corriente» (Buenas Letras), encontramos en el prólogo su confesión de que ese talante no tiene sólo una razón doctrinaria, también temperamental.

-¿Se siente solo?
-A veces sí. No el ámbito más íntimo, donde estoy respaldado por mi familia y por mis amigos. Tampoco en el sentido de experimentar momentos de desaliento o la tentación de desistir, porque tienes una misión, una responsabilidad. ¡Aunque hay ocasiones en las que una llamada de apoyo se habría agradecido!

-¿Por ejemplo?
-Hace muy pocas fechas, un programa de televisión de gran audiencia dedicó más de diez minutos a insultarme salvajemente, en una auténtica incitación al odio, que noto cada vez que piso la calle. No recibí una sola llamada de solidaridad proveniente del ámbito periodístico y cultural. Eso sí impresiona bastante. Ahí sí te sientes solo. Descubres que quienes se supone que te apoyan, en realidad no te apoyan.

-¡No será el caso de los católicos de a pie! Están volcados con usted...
-Por supuesto, y sus ánimos me llegan constantemente. Aunque también la hostilidad creciente de quienes odian lo católico, que se está azuzando en progresión geométrica en los últimos meses.

-¿No tiene la sensación de que sus problemas con la cultura dominante comienzan cuando saca a colación la palabra «Verdad»?
-Es que el debate de las ideas se ha trasladado a un plano donde ya no se acepta que propongas una alternativa desde las raíces, un mentís a la totalidad. Es entonces cuando comienzas a convertirte en un apestado.

-Se insiste mucho en la libertad...
-Pero no es un problema de libertad. De libertad disfrutamos a tope, somos libérrimos. Es un problema de «verdad», de reconstituir la naturaleza humana, de transmitir lo que es bueno y lo que es malo.

- Y eso tiene un coste...
- Pero es el sentido de la presencia de la Iglesia en el mundo, que no se entiende sin ese componente martirial.

-Al que dedica un capítulo de «Nadando contra corriente»...
-Sí, donde gloso la novela Alba triunfante, de Robert Hugh Benson. El protagonista descubre, en medio de una restauración católica perfecta, que falta algo. Y descubre que ese algo es consustancial a la fe: el sufrimiento.

-¡Un enfrentamiento implacable...!
-Cuando decides defender el pensamiento católico y encarnarlo en la realidad de nuestro tiempo, sabes que vas a ser despreciado, escarnecido, desprestigiado, calumniado. El modelo es Jesucristo. Y nuestra vida debe ser una imitación de Cristo. No tanto cumplir una moral o unos preceptos, como imitar a Jesús.

-Lo está experimentando Benedicto XVI en sus carnes...
-Sobrecoge esta campaña contra el Papa porque ves cómo el misterio de la iniquidad anda suelto, y cómo las estrategias de difamación son minuciosamente premeditadas. ¡Y quienes son más amorales son quienes promueven el puritanismo!

-¿A qué se refiere?
-Obviamente, a la campaña por la pederastia. Los mismos que matan a los niños en el vientre de sus madres, y, si nacen, los corrompen desde la infancia y destruyen su inocencia, luego se disfrazan de puritanos. Primero crean el caldo de cultivo de la corrupción más absoluta, y luego se rasgan las vestiduras ante quien se ha contaminado de esa corrupción en grado mínimo. Es repugnante y estremecedor.

-Y particularmente injusto con Benedicto XVI...
-Recordemos el último Via Crucis del papado de Juan Pablo II, cuando el entonces cardenal Joseph Ratzinger lamentó en su prédica la suciedad que hay en la Iglesia. Lo primero que anunció en cuanto fue elegido Papa, fueron nuevas medidas de discernimiento de los sacerdotes y más cautelas en el escrutinio de las vocaciones. ¡Y ahora se le presenta como protector y encubridor de la pederastia!

-¿La Iglesia podría defenderse mejor de los ataques que sufre?
-Indudablemente. El gran drama de la Iglesia es que el pensamiento católico y su capacidad para encarnarse brillan por su ausencia.
-¿A qué es debido?
-Es fruto del fracaso de la educación católica y a una indigencia intelectual pavorosa. La universidad católica no cumple sus objetivos, el periodismo católico debe replantearse a fondo... No se aportan razones para nutrir a quienes necesitan razones, y cuya fe se debilita.

-Veo que comparte esa crítica con Vittorio Messori, quien pide más apologética y menos moralismo...
-Efectivamente. El problema del publicista católico es que ha aceptado moverse entre unas premisas que no son las suyas. Y así es imposible actuar, porque tienes que defenderte en un plano donde todo está establecido para que no te puedas defender.

-¿No pasa algo así en la polémica sobre el laicismo?
-Sí. Cuando un periodista católico acepta la idea de que la religión es el origen de la violencia entre los pueblos, y el Estado es el superador de la violencia engendrada por la religión... entonces el Estado puede lanzarse a una cruzada laicista y llegar hasta donde quiera, incluso a arrancar un crucifijo de la pared de una escuela alegando que fomenta la violencia.

-¿Qué propone usted entonces?
-Hoy lo religioso se configura como un sector delimitado de la realidad que no tiene que invadir el resto de esa realidad. Pero esto es falso, y hay que denunciarlo así. La religión no es un reducto: invade, diría incluso que anega nuestra percepción de la realidad.

-¿Qué traducciones prácticas tiene ese error?
-Si aceptamos que la religión es un mero reducto, entonces lo único que podemos derramar sobre la realidad es moralismo... pero un moralismo vacuo. Y entonces el católico se ve forzado a adherirse a ideologías: ahora a ideologías de derechas, hace treinta años a ideologías de izquierdas...

-¿En qué afecta eso a los medios de comunicación católicos?
-En que nos limitamos a hacer una conexión con el Vaticano que dure un minuto más que la haría un medio laico. Y, cuando surgen los problemas, como en la campaña por la pederastia, todo se resuelve entrevistando a un obispo. Si me permite la exageración, el buen periodismo católico no necesitaría entrevistar a ningún obispo ni tener un corresponsal en el Vaticano.

-¿Tenemos que resignarnos al gueto en el que algunos quieren meternos... y en el que algunos quieren estar?
-A mí quienes me preocupan más son estos últimos. No hay por qué resignarse a ser una minoría. Pero tampoco fingir que somos una mayoría, al mismo tiempo que hacemos renuncias medulares en lo que somos. Yo sigo creyendo en la fortaleza del poder civilizador del cristianismo. Un pensamiento católico coherente y congruente no está llamado a ser cosa de minorías, en modo alguno.

-Aunque el adversario se empeña en ello...
-Todo está diseñado para que la acción de la Fe se desarrolle en un ámbito minoritario: los medios de comunicación, los paradigmas culturales, todo se configura a partir del odio a lo que supone el orden cristiano. La Iglesia se convierte entonces en el único enemigo a batir que queda. Porque la vocación del cristianismo es de mayorías.
-¿Cómo reconquistarlas?
-El mayor error es seguir actuando como si el mundo fuese mayoritariamente católico. A eso se llegará, pero no de forma inmediata, sino de forma mediata, con la reconstrucción de nuestro propio tejido celular. Benedicto XVI lo tiene claro, pero le ponen trabas por la inercia de querer llegar muy rápido y a todo el mundo.

-¿Y eso no es posible, con las posibilidades tecnológicas actuales?
-Es imposible, porque el lenguaje católico ya no es inteligible para todo el mundo. Hay que hablar menos para quien no puede o no quiere comprender, y más para los propios. Y eso sí será efectivo. Porque en medio de esta descomposición de la civilización occidental, lo que sigue destacando es la eterna novedad del cristianismo.
 




NADANDO CONTRA CORRIENTE por algoqdcir