EL Rincón de Yanka: abril 2010

inicio

#GALICIANOARDELAQUEMAN

#GALICIANOARDELAQUEMAN








martes, 27 de abril de 2010

PLAYA DE LAS CATEDRALES (AGUAS SANTAS)


La playa de Las Catedrales es el nombre turístico de la Playa de Aguas Santas, situada en el municipio de Ribadeo, en la costa de la provincia de Lugo (Galicia-España). El nombre de catedrales se debe a sus paredes en forma de arcos de catedral de más de 30 metros de altura que han sido esculpidas por el mar y el aire.





 

lunes, 26 de abril de 2010

¡CUÁNTA FALTA HACE EL TIO LA VARA!

¡TÍO LA VARA, LÍBRANOS DE ZAPATERO!


El mundo está dominado por la tontería. La estupidez no tiene limite, se abusa de lo ecológico, la electrónica de último grito.....Y un hombre va a acabar con todo esto, él es EL Tío La Vara.....TONTOS DEL MUNDO... sus via crujirrrrrrrr vivos.



VER +:


domingo, 25 de abril de 2010

DÍA MUNDIAL CONTRA LA MALARIA O PALUDISMO



La malaria (o paludismo) es responsable de la muerte de uno de cada seis niños en África. Aprovechando que el 25 de abril es el Día Mundial de la Malaria, un informe de UNICEF y la Alianza Roll Back Malaria (Hacer Retroceder la Malaria) revela que, aunque se han registrado avances notables en el control de la enfermedad, gracias sobre todo al aumento de las inversiones procedentes de fuentes externas, el objetivo de reducir a la mitad la amenaza mundial de la malaria para 2010 continúa siendo una quimera


viernes, 23 de abril de 2010

(DES)INFORMACIÓN RELIGIOSA EN ESPAÑA






Manuel María Bru Alonso, Delegado Episcopal de MCS (Madrid) hace un análisis de la situación de la comunicación religiosa en España partiendo de que la misión de la Iglesia consiste precisamente en comunicar, y en que lo que comunica es una vida de comunión: comunión y comunicación humanas renovadas según la comunión y la comunicación trinitaria.

Se ha expresado esto mismo de modo muy plástico al decir que es preferible un periódico que respire en cristiano de la primera a la última página, aunque no informe mucho de la vida de la Iglesia, que uno que dedique muchas páginas a la información religiosa, pero cuyo punto de vista general este alejado de la mirada cristiana, esa que descubre la verdaderamente humano, más allá de incertidumbres e ideologías. Aunque nada más sintomático para descubrir el talante periodístico de una publicación que acudir a sus secciones de opinión e información social, cultural y religiosa.

Sin embargo ocurre que aquí, por esa tendencia que tenemos a pendular de extremo a extremo en casi todas las cosas, la información religiosa es a juicio de cualquier entendido meramente objetivo, una de las peores del mundo.

Para empezar, no se conoce otro país en el que la redacción de temática religiosa de más de la mitad de los periódicos de tirada nacional esté en manos de ex-clerigos con una fuerte carga ideológica de resentimiento antieclesial (Como el País y en digital están los directores Sr. Vidal y Sr. Bastante de Religión Digital. Y por el otro extremo están los rigoristas radicalistas como ABC y en digital  está el Sr. Pérez Bustamante de infocatólica son un perfecto ejemplo. Los extremos se juntan y crean confusión). El resultado, idéntico para la mayoría de las cadenas de televisión y las emisoras de radio, es el de una irresponsable desinformación religiosa, a la que hay que atribuir al menos tres características:

Primero: Reduccionismo temático: prima como información religiosa lo que a los obispos se les pueda sonsacar de la cotidianidad política, y se priva a los públicos de la variedad y riqueza de la vida de las comunidades cristianas, cuyo interés público, tratándose de aspectos humanos y sociales de la información, es demandada hoy más que nunca.

Segundo: Reduccionismo subjetivista: la religión de la que se informa se presenta como la vivencia intimista de algunos personajes extravagantes o algunos grupos anacrónicos.

Tercero: Reduccionismo dialéctico: la vida de la Iglesia desdibujada por un prejuicio laicista, tiene que estar llena de intrigas, conflictos y claro está, antagonismo de derechas e izquierdas.

Dos desviaciones más completan una patología que se ríe de todos los códigos deontológicos de los periodistas: confundir, por puro desprecio e ignorancia culpable, lo religioso con lo supersticioso, oscurantista o irracional; e inyectar anticlericalismo en cualquier referencia y tratamiento sobre la vida de los consagrados, tratados como si vinieran de otro planeta.

Ante tal panorama la Iglesia se esfuerza en educar a las nuevas generaciones de periodistas cristianos, en promover el fermento evangélico de los laicos en el mundo de las comunicaciones, y en procurar una cada vez mayor y mejor presencia en los quioscos, los buzones, las ondas, las pantallas y hoy también los ordenadores, de medios de comunicación social de clara identidad eclesial. Propósitos no sólo arduos, sino además tantas veces frenados por absurdas discusiones internas, como la de quienes se empeñan en que hay que elegir uno u otro camino, el del fermento o el de la presencia, cuando lo más plural y lo más lógico es tomar ambos caminos, dado que campo por trabajar hay para todos, y también para todos los sanos talantes, sensibilidades y estilos.

El reto que la Iglesia quiere afrontar de ahora en adelante, en cualquier caso, no está sólo en la cantidad y multiplicidad de medios (por ciento, ¿se perderá también el tren de la TV por cable?), sino en la calidad de una presencia, tanto de medios cristianos como de cristianos en los medios, menos dividida, clerical y anticlerical, y más profesional y eclesial.

....................................................................................

Como dice Juan Rubio, director de la revista "VIDA NUEVA":

Lo que más se necesita en la información religiosa, es una verdadera profesionalidad deontológica  y una  espiritualidad de COMUNIÓN. Una espiritualidad de respeto por la pluralidad unificadora y no al uniformismo que no es de Dios.
.....................................................................................

WAKA WAKA - This Time for Africa - by Shakira - South Africa 2010 World Cup Official Song



ESTE ES EL MOMENTO PARA AFRICA



jueves, 22 de abril de 2010

LA TIERRA QUE SOMOS







TIERRA MÍA
.
¡Qué te han hecho tierra mía!
Ya no pareces la misma,
aquélla que sus crueles inviernos
maltrataban mis pies desnudos,
buscando, por los blancos campos,
la tropilla amanecida,
muy lejos de sus corrales.
Montando en la viejaYegua nochera,
refregaba mos dedos duros de frío
en sus patas delanteras.
Tranco a tranco y sin apuro,
arreaba, uno a uno, los tronqueros del arado.

¡Qué ten han hecho tierra mía!
¿Cúando y comó llega tu primavera?
Revientan las yemas engrendando la vida,
en bosques, en jardines y en huertas.
Despierta la sabia de la quietud del invierno
y tu cambias el calor por el frío.
Sacudes el rocío, amontonadas heladas,
los pájaros interrumpen sus nidos,
temerosos por la vida de sus crías.
Se adormece el llamado de la sangre
y calla el silvido alegre de las mañanas,
personal decir de las calandrías,
que gozan despertando al sol.
Las avejas regresan,
vacios de néctar sus buches.
de lo que ayer volaron,
hoy, no tienen siquiera la ezperanza,
de volver a volar por su alimento.

¡Qué te han hecho tierra mía!
Aquellos que invocan el progreso
destrozando la esperanza de los bosques,
inundando la paz de la floresta,
desbordando las especies.
Hiceron de las noches, tinieblas.

¡Qué te han hecho patria mía!
Ya no gozas del calor de los veranos,
tu sol me proboca daño
y altera la genetica de mi cuerpo.
Quiero congelarme otra vez con las escarchas,
disfrutar del olor a miel de las colmenas,
engullir a tiempo los duraznos
y que el sol me acune entre sus rayos.
¡Quiero que la tierra sea mi tierra!
¡Quiero enterrar mis huesos en ella!

Todos los derechos reservados
Copyright ©Noviembre 2008 by Jorge Barreiro.



miércoles, 21 de abril de 2010

AGUA ENTRE LAS HOJAS (VÍCTOR JOSÉ CEDILLO)





"Poeta es aquel que, en medio de las diez mil cosas que nos distraen,
es capaz de ver lo esencial y llamarlo por su nombre".
Rubém Alves

Poetas y artistas:
Estad atentos,
que amanece la esperanza vestida de nuevo...:
¡ÁNCORA! *
AGUA ENTRE LAS HOJAS

Dame Señor, que yo pueda decir
siempre la palabra diáfana, la voz ancha
que llegue hasta lejos, que salte desde
mi pensamiento hasta el corazón de mis hermanos.
Si no están para oírme no importa,
un día cualquiera la señal viene
por los caminos que ninguno transita,
y sin querer preguntarán, y yo estaré para responder:
No denigres de eso a que los hombres llaman tu suerte.
Porque, lo que muchas veces para ti es un dolor,
para otros es la más ardua flor de estímulo.
Tu destino va recorriendo las constelaciones
de un zodíaco y debes esperar el signo
a que corresponde tu hora, ten fe y no tengas
piedad para tu alma.
Hazte fuerte y sé el centinela de tí mismo,
y no cedas aún cuando veas desangrar los ijares
de tu voluntad.

No es que haya hombres superiores o inferiores a tí,
hermano, es la hora y no sabes esperar.
¿Recuerdas? Jacob luchó toda una noche con un ángel.
Se le llamó Israel porque era fuerte delante de Dios...
Cuando digo estas cosas, no es para declamar, perdóname.
Acaso sea el hábito de hablar ante el auditorio de niños
que todos los días me escucha, de donde me viene
esta clara manía de enseñar.
Porque yo también tengo mis niños para quienes
ensayo la sensillez de un decir.
Mi lucha es batalla de sencillez, y serlo es una manera
de ejercer la bondad y vestir de belleza hasta la impureza
de los que no comprenden...
Hoy hablo de tu pobreza y la mía para elevar nuestras almas.
Siento pena de los declarados vencidos.
La esperanza se resiente y se negará a seguir,
y entonces mañana...

Yo sé de un hombre que todas las mañanas
lava en agua purísima la intención que canta
un himno nuevo, como que se le siente nacer
en cada hora que pasa.
Ya lo dijimos: es pecado estar triste, y es necesario
renacer todos los días.
Si hoy no llega la hora del ensueño, no importa.
Mañana será, y ten presente que, desde lo alto
desciende, distributiva, la mirada del Padre
como un rocío benéfico, así como desde los grandes
árboles sólo basta un soplo de brisa para disolverse
en frescura el agua que pasó la noche entre las hojas...
Poetas y artistas:
no levantemos la voz para decir la palabra de belleza
que descienda hasta el corazón de nuestros
hermanos los pequeños...


VÍCTOR JOSÉ CEDILLO
AGUA ENTRE LAS HOJAS
CARACAS 1937

***********************************************

* Áncora
"... Su primer significado es esperanza, porque la esperanza es algo que te sujeta con fuerza igual que un áncora,
a fin de que no cedas.
El segundo significado es constancia.
El tercer significado es un obstáculo inesperado,
por tanto, prevención.
El cuarto significado es mar.
Y así sucesivamente hasta diez, doce,
o a veces una serie interminable de significados..."


Philip Pullman
Luces del Norte



martes, 20 de abril de 2010

LA BREVE PALABRA


LA BREVE PALABRA

A veces el silencio es la palabra justa,
la que enciende las luces, la que mejor se escucha,
la que place o se sufre cargada de milenios,
la que otorga hermosura,
la flor del pensamiento.
En ese momento de la clara armonía,
de la mejor tristeza, de la entera alegría.
Es el gran fundamento que ronda a la grandeza:
tu palabra y la mía
habitan el silencio.
Por eso la palabra
debe ser pronunciada
como una ceremonia
con aire de campanas,
una fiesta del alma,
farol del pensamiento,
porque fue generada
por el mejor silencio.

Hamlet Lima Quintana


lunes, 19 de abril de 2010

TEORÍA DE LOS BUENOS DESEOS

Que no te falte tiempo
para comer con los amigos
partir el pan,
reconocerse en las miradas.

Deseo que la noche
se te transforme en música
y la mesa en un largo
sonido de campanas.

Que nada te desvíe,
que nada te disturbe
que siempre tengas algo
de hoy para mañana

y que lo sepas dar
para regar las plantas
para cortar la leña,
para encender el fuego,
para ganar la lucha,
para que tengas paz.

que es la grave tarea
que me he impuesto esta noche
hermano mío.

HAMLET LIMA QUINTANA

domingo, 18 de abril de 2010

TU ROSTO EN CADA ESQUINA


Tu rostro en cada esquina



Señor, que vea…
que vea tu rostro en cada esquina.
Que vea reír al desheredado,
con risa alegre y renacida
Que vea encenderse la ilusión
en los ojos apagados
de quien un día olvidó soñar y creer.
Que vea los brazos que,
ocultos, pero infatigables,
construyen milagros
de amor, de paz, de futuro.
Que vea oportunidad y llamada
donde a veces sólo hay bruma.
Que vea cómo la dignidad recuperada
cierra los infiernos del mundo
Que en otro vea a mi hermano,
en el espejo, un apóstol
y en mi interior te vislumbre.

Porque no quiero andar ciego,
perdido de tu presencia,
distraído por la nada…
equivocando mis pasos
hacia lugares sin tí.

Señor, que vea…
que vea tu rostro en cada esquina.

José María R. Olaizola, SJ


jueves, 15 de abril de 2010

DÍA DE L@S NIÑ@S






"El que escribe en el alma de un niño escribe para siempre". Anónimo

ERES PASCUA PARA ANUNCIARLA






TÚ ERES PASCUA 
Por Florentino Ulibarri

Eres pascua,
aunque tus proyectos fracasen,
Si mantienes la confianza en hombres y mujeres
y dejas a Dios ser Padre y Madre.

Eres pascua,
aunque tu vida parezca estéril,
si te sientes habitado por su presencia amiga
que misteriosamente te acompaña y salva.

Eres pascua,
aunque en nada destaques,
si bebes en sus manantiales
y te conformas con ser cauce, simplemente cauce.

Eres pascua,
aunque andes errante,
si compartes lo que tienes
y despiertas alegría en otros caminantes.

Eres pascua,
aunque seas débil y torpe,
si escuchas su palabra serena y abierta
-"Soy yo, no temas"- y la guardas.

Eres pascua,
aunque pidas pruebas,
si besas las nuevas llagas que aparecen
y esperas entre hermanos que Él vuelva.

Eres pascua,
aunque tus manos estén vacías,
si te abres al otro, el que sea,
y le dejas que ponga tu corazón en ascuas.

Eres pascua,
aunque no lo creas.
aunque te rompas en mil pedazos,
aunque mueras en primavera...,
porque Él pasa y te libera.
Soy tu paso y presencia,
tu pascua manifiesta,
aquí y ahora,
para todos los que viven y caminan.

*PARA ANUNCIAR LA PASCUA 
POR FLORENTINO ULIBARRI

Éste es el tiempo del Dios de la vida.
De la vida dada y de la vida realizada.
De la gloria de Dios y de nuestra dignidad perdida.
Es tiempo de presencias y encuentros,
de paz, comidas y abrazos,
de corazones encendidos y trajes blancos,
de envío a rincones lejanos...
Es el tiempo de la experiencia,
del paso del Señor por todas las tierras
por todos los rincones,
por todas las personas.
Tiempo de flores, sueños y utopías,
de gritos, cantos y aleluyas.
Tiempo de baños e inmersiones,
de confesiones sinceras y comuniones
para ser personas nuevas.
¡Tiempo divino para el ser humano en camino!
Es tiempo de primavera florecida,
de liberación profunda y definitiva
de cadenas, amuletos y miedos,
de señores antiguos y nuevos,
para sentir y vivir la vida.

miércoles, 14 de abril de 2010

POETIZANDO A PANAMÉRICA II


Descubrimiento de América
Oscar Castro

Habría que empezar de nuevo.
Partir de la raíz del indio.
Ir al origen puro sin conceptos ya hechos.
Sólo así encontraremos la América no descubierta,
la América del vientre claro y los jocundos pechos,
la América con su propio idioma cantador,
galopando su libertad de yegua joven bajo cielo.

Tenemos cuatro siglos de invasiones.
No sabemos usar nuestros ojos.
Pies extraños caminan por nuestras heredades.
Extranjeras palabras definen gestos nuestros.
Oro, cobre y sudor americanos
-amalgama de gritos y protestas-
surcan el mar en barcos de incomprensibles nombres.

América. Digo: la América de los bananos,
y los cafetales, y las caucheras y los minerales.
La América que pare abundancia.
La América de los grandes ríos y las montañas grandes.
El Nuevo Mundo que amamanta el mundo viejo.
La tierra en que mis hermanos los parias tienen hambre.
La América, si, la América quo no necesita nodrizas,
porque bebe leche de cielo en la cumbre del Aconcagua.

No la escolar América sabida por los mapas:
tierra tatuada de nombres y colores,
partida en Panamá por un canal de fierro
y comida en el Sur por los hielos australes,
sino ésta otra, ésta que nace
en el pétreo filo de los Andes
y cae como un poncho verde a dos mares azules.
Esta que va en mi canto americano,
resonando en el galope del charro,
del huaso, del llanero, del indio y del gaucho.
Esta que va en la espalda del cargador de muelles,
y en la espuela grandona, y en el sombrero floreado,
y en la ojota besada por aguas y tierras,
y en el olor del mate amargo,
y en el lamento de la quena y la trutruca,
y en el aroma de la piña madura,
y en el maíz que ríe con risa de sátiro,
y en el coco y la jícara que recibe su jugo.
Esa es la América, hermanos.

Es pura la mañana. Cantan los pájaros.
Canta el sinsonte y el quetzal es un relámpago.
Vamos a descubrir la América nuestra.
El día agita sus banderas anchas.
Es hora de partir y amanecer.
Partamos.





martes, 13 de abril de 2010

POETIZANDO A PANAMÉRICA


HAY UN PAÍS EN EL MUNDO
....................................................

Pedro Mir
República Dominicana (1913-2000)

__

Hay
un país en el mundo
colocado
en el mismo trayecto del sol,
Oriundo de anoche,
Colocado
en un inverosímil archipiélago
de azúcar y de alcohol.
Sencillamente
liviano,
como una ala de murciélago
apoyado en la brisa.
Sencillamente
claro,
como el rastro del beso en las solteras antiguas.
o el día en los tejados.
Sencillamente
frutal, fluvial. Y material. Y sin embargo
sencillamente tórrido y pateado
como una adolescente en las caderas.
Sencillamente triste y oprimido.
Sinceramente agreste y despoblado.
En verdad.
Con dos millones
suma de a vida
y entre tanto
cuatro cordilleras cardinales
y una inmensa bahía y otra inmensa bahía,
tres penínsulas con islas adyacentes
y un asombro de ríos verticales
y tierra bajo los árboles y tierra
bajo los ríos y en la falda del monte
y al pie de la colina y detrás del horizonte
y tierra desde el cantío de los gallos
y tierra bajo el galope de los caballos
y tierra sobre el día, bajo el mapa, alrededor
y debajo de todas las huellas y en medio el amor.
Entonces
es lo que he declarado.
Hay
un país en el mundo
sencillamente agreste y despoblado.

Algún amor creerá
que en este fluvial país en que la tierra brota,
y se derrama y cruje como una vena rota,
donde el día tiene su triunfo verdadero,
irán los campesinos con asombro y apero
a cultivar,
cantando
su franja propietaria.
Este amor
quebrará su inocencia solitaria.
Pero no.
Y creerá
que en medio de esta tierra recrecida,
donde quiera, donde ruedan montañas por los valles
como frescas monedas azules, donde duerme
un bosque en cada flor y en cada flor de la vida,
irán los campesinos por la loma dormida
a gozar
forcejeando
con su propia cosecha.
Este amor
doblará su luminosa flecha.
Pero no.
Y creerá
que donde el viento asalta el íntimo terrón
y lo convierte en tropas de cumbres y praderas,
donde cada colina parece un corazón,
en cada campesino irán las primaveras
cantando
entre los surcos
su propiedad.
Este amor
alcanzará su floreciente edad.
Pero no.
Hay un país en el mundo
donde un campesino breve
seco y agrio
muere y muerde
descalzo
su polvo derruído,
y la tierra no alcanza para su bronca muerte.
¡Oídlo bien! No alcanza para quedar dormido.
Es un país pequeño y agredido. Sencillamente triste,
triste y torvo, triste y acre. Ya lo dije
sencillamente triste y oprimido.

No es eso solamente.
Faltan hombres
para tanta tierra. Es decir, faltan hombres
que desnuden la virgen cordillera y la hagan madre
después de unas canciones.
Madre de la hortaliza.
Madre del pan. Madre del lienzo y del techo.
Madre solícita y nocturna junto al lecho...
Faltan hombres que arrodillen los árboles y entonces
los alcen contra el sol y la distancia.
Contra las leyes de la gravedad.
Y les saquen reposo, rebeldía y claridad.
Y hombres que se acuesten con la arcilla
y la dejen parida de paredes.
Y hombres
que descifren los dioses de los ríos
y los suban temblando entre las redes.
Y hombres en la costa y en los fríos
desfiladeros
y en toda desolación.
Es decir, faltan hombres.
Y falta una canción.

Miro un brusco tropel de raíles
son del ingenio
sus soportes de verde aborigen
son del ingenio
y las mansas montañas de origen
son del ingenio
y la caña y la yerba y el mimbre
son del ingenio
y los muelles y el agua y el líquen
son del ingenio
y el camino y sus dos cicatrices
son del ingenio
y los pueblos pequeños y vírgenes
son del ingenio
y los brazos del hombre más simple
son del ingenio
y sus venas de joven calibre
son del ingenio
y los guardias con voz de fusiles
son del ingenio
y las manchas del plomo en las ingles
son del ingenio
y la furia y el odio sin límites
son del ingenio
y las leyes calladas y tristes
son del ingenio
y las culpas que no se redimen
son del ingenio
vente veces lo digo y lo dije
son del ingenio
"nuestros campos de gloria repiten"
son del ingenio
en la sombra del ancla persisten
son del ingenio
aunque arroje la carga del crimen
lejos del puerto
con la sangre y el sudor y el salitre
son del ingenio.

Plumón de nido nivel de luna
salud del oro guitarra abierta
final de viaje donde una isla
los campesinos no tienen tierra.

Decid al viento los apellidos
de los ladrones y las cavernas
y abrid los ojos donde un desastre
los campesinos no tienen tierra.

El aire brusco de un breve puño
que se detiene junto a una piedra
abre una herida donde unos ojos
los campesinos no tienen tierra.

Los que la roban no tienen ángeles
no tienen órbita entre las piernas
no tienen sexo donde una patria
los campesinos no tienen tierra.

No tienen paz entre las pestañas
no tienen tierra no tienen tierra.
País inverosímil.
Donde la tierra brota
y se derrama y cruje como una vena rota,
donde alcanza la estatura del vértigo,
donde las aves nadan o vuelan pero en el medio
no hay más que tierra:
los campesinos no tienen tierra.
Y entonces
¿De dónde ha salido esta canción?
¿Cómo es posible?
¿Quién dice que entre la fina salud del oro
Los campesinos no tienen tierra?
Esas es otra canción. Escuchad
la canción deliciosa de los ingenios de azúcar
y de alcohol.

Procedente del fondo de la noche
vengo a hablar de un país.
Precisamente
pobre de población.
Pero
no es eso solamente.
Natural de la noche soy producto de un viaje.
Dadme tiempo
coraje
para hacer la canción.

Y éste es el resultado.
El día luminoso
regresando a través de los cristales
del azúcar, primero se encuentra al labrador.
En seguida al leñero y al picador
de caña
rodeado de sus hijos llenando la carreta.

Y al niño del guarapo y después al anciano sereno
con el reloj, que lo mira con su muerte secreta,
y a la joven temprana cosiéndose los párpados
en el saco cien mil y al rastro del salario
perdido entre las hojas del listero. Y al perfil
sudoroso de los cargadores envueltos en su capa
de músculos morenos. Y al albañil celeste
colocando en el cielo el último ladrillo
de la chimenea. Y al carpintero gris
clavando el ataúd para la urgente merte,
cuando suena el silbato, blanco y definitivo, que el reposo contiene.

El día luminoso despierta en las espaldas
de repente, corre entre los raíles,
sube por las grúas, cae en los almacenes.
En los patios, al pié de una lavandera,
mojada en las canciones, cruje y rejuvenece.
En las calles se queja en el pregón. Apenas
su pié despunta desgarra los pesebres.
Recorre las ciudades llenas de los abogados
que no son más que placas y silencio, a los poetas
que no son más que nieblas y silencio y a los jueces
silenciosos. Sube, salta, delira en las esquinas
y el día luminoso se resuelve en un dólar inminente.

¡Un dólar! He aquí el resultado. Un borbotón de
sangre.
Silenciosa, terminante. Sangre herida en el viento.
Sangre en el efectivo producto de amargura.
Este es un país que no merece el nombre de país.
Sino de tumba, féretro, hueco o sepultura.
Es cierto que lo beso y que me besa
y que su beso no sabe más que a sangre.
Que día vendrá, oculto en la esperanza,
con su canasta llena de iras implacables
y rostros contraídos y puños y puñales.
Pero tened cuidado. No es justo que el castigo
caiga sobre todos. Busquemos los culpables.
Y entonces caiga el peso infinito de los pueblos
sobre los hombros de los culpables.

Y esa es mi última palabra.
Quiero
oirla. Quiero verla en cada puerta
de religión, donde una mano abierta
solicita un milagro del estero.

Quiero ver su amargura necesaria
donde el hombre y la res y el surco duermen
y adelgazan los sueños en el germen
de quietud que eterniza la plegaria.

Donde un ángel respira.
Donde arde
una súplica pálida y secreta
y siguiendo el carril de la carreta
un boyero se extingue con la tarde.

Después no quiero más que paz.
Un nido
de constructiva paz en cada palma.
Y quizás a propósito del alma
el enjambre de besos
y el olvido.





VER +:
http://elrincondeyanka.blogspot.com/2010/04/14-de-abril-dia-de-hispanoamerica.html